Belleza y cuidado personal sin crueldad


Consumir productos que no experimenten en animales

Multitud de productos destinados a consumo humano, belleza y cuidado personal y cuidado del hogar son probados en animales: desde maquillaje, jabón de manos, desodorantes y cremas de afeitar hasta todo tipo de productos químicos de limpieza del hogar son probados de forma cruel en conejos, conejillos de indias, perros, gatos, ratones y otros animales. 

Más de 1,100 empresas ya han prohibido la experimentación en animales y la han sustituido por el cultivo de células humanas, estudios de tejidos (in vitro), piel y ojos humanos artificiales (que imitan las características de los naturales); todos estos métodos proporcionan datos mucho más precisos, económicos y rápidos que los obtenidos a través de las pruebas diseñadas en los años 20 y basadas en la experimentación cruel en animales inyectando sustancias en su piel, ojos y estómago.


Lista de marcas que NO experimentan con animales

PETA ha elaborado un índice completo -por orden alfabético- de las marcas que no experimentan con animales. Para estar en esta lista es necesario que todo el proceso esté libre de experimentación animal: desde los ingredientes y la obtención de los mismos por parte de proveedores, pasando por las fórmulas utilizadas para elaborarlos y llegando a los productos terminados. 

PETA advierte que no todas las empresas que declaran en sus envases no experimentar en animales están libres de crueldad, puesto que pueden asegurar la no experimentación en animales en la elaboración de los productos pero no en los procesos previos o en la elaboración u obtención de sus ingredientes; para que una empresa sea incluida en el listado de marcas seguras de PETA necesita estar libre de experimentación en animales en todas las fases mencionadas.

Puedes acceder a la lista desde este enlace: PETA Lista de marcas libres de crueldad animal. También hay un pequeño listado de marcas libres de experimentación: PETA Lista de marcas libres de crueldad animal.


Símbolo del conejito = Consumidor compasivo

PETA también ha acordado la inclusión del logo de un conejito que simboliza el "Consumidor compasivo" para las empresas que respeten el acuerdo propuesto por PETA; es decir, las empresas que incluyen este símbolo en sus envases declaran estar libres de experimentación en animales desde el proceso de ingredientes por parte de los proveedores hasta la obtención del producto terminado y destinado al público.

Las empresas que declaran en sus envases no experimentar con animales -pero no incluyen el símbolo del conejo de PETA- podrían estar incumpliendo alguna de las fases requeridas por PETA para incluir este símbolo. Puedes consultar el listado completo (incluido arriba) y ponerte en contacto con PETA si crees que esa empresa puede estar cumpliendo los requisitos para entrar en la lista.


Cómo agrega PETA una compañía a la lista:

Las compañías en la lista han firmado un acuerdo con PETA donde aseguran que cumplen con los Estándares de Compasión para Animales (CSCA), impulsado por la Coalición de Información al Consumidor sobre Cosméticos (CCIC), un grupo de siete organizaciones protectoras de los animales, incluida PETA. Para más información sobre CCIC y CSCA puedes visitar www.leapingbunny.org. La política de CSCA hace fácil a los consumidores y compañías identificar productos que cumplen estándares éticos.

El convenio con PETA exige a las compañías que no lleven a cabo experimentos con animales, durante el proceso, fabricación y término del producto, y se les pide que mantengan esta política en el futuro. CSCA exige que las compañías cumplan los lineamientos de PETA y que aseguren que tampoco los ingredientes de los productos han sido probados en animales.

.
.
 

Cómo saber que estas compañías realmente no prueban en animales:

Hasta cierto punto, el acuerdo con CSCA y las compañías está basado en la confianza y en la buena fe. Las compañías se juegan su integridad al mentir a los consumidores. Una compañía que anuncia públicamente que ha dejado de realizar pruebas con animales se enfrentaría a un desastre si se comprueba que miente: posibles demandas y daño en su imagen y relaciones públicas. Las compañías son muy cuidadosas con esto.



Fuentes:
PETA Latino